¡Quiero ese bombo!

Nos dedicamos a hacer música electrónica. Eso quiere decir que en el 99,99% de las ocasiones el núcleo, el corazón, el motor, el pilar principal de la pegada, del cuerpo y del joder como suena este temón va a depender, además de un montón de factores relacionados con la mezcla y demás, del bombo que nuestro track lleve. Y aquí surgen los problemas.

 

Nosotros queremos un bombo como el de la canción esa que nos mola tanto, no un pedo de colibrí como los que encontramos en nuestras librerías de sonidos. Así que siguen los problemas. ¿Dónde coñ demonios están los bombos de los temas que me molan? ¿De qué librería salen? ¿Cómo voy a tener ganas de vivir si me tengo que pasar cuarenta días escuchando bombos?

 

Pum, pum, pum, pum, pum, pum.

 

Hay una solución. No va a ser el truco más ético de la historia, pero eh, funciona. Es rápido y puede conseguirse desde cualquier DAW. Lo voy a explicar desde Ableton Live, pero daré anotaciones para usuarios de otras plataformas.

 

Introducción

Quizás algunos hayáis visto en Youtube la masterclass sobre sampling creativo que impartí para la Academia Plastic en SGAE Barcelona a finales del año 2014. En ella hablo del concepto del sampling, sus orígenes e historia, un poco de debate y blablabla, y finalmente cómo generar ideas a partir de esta técnica. (Si queréis saber más podéis ver la masterclass completa aquí).

 

Durante la misma hablo alto y claro sobre el sampling de baterías: Si te gusta el bombo de un tema y puedes samplearlo… ¿A qué estás esperando? No eres el primero ni el último que lo hace, y ni mucho menos creas que es algo ajeno para los productores más Top de la industria. Un buen bombo te asegura una buena referencia sobre la que empezar a mezclar los demás elementos, así que disponer de una muestra que ya se haya demostrado eficaz siempre es un buen punto de partida. Simplemente localiza un kick aislado y córtalo.

 

Pero la realidad nos dice que la vida es mucho más complicada. Pocas veces en nuestros tracks favoritos encontramos secciones en las que aparezcan kicks limpios y aislados sin ningún otro sonido encima. Quizás es más común en algunos estilos que tienen versiones extendidas con largas introducciones como el Techno o el Tech-House, pero en estilos como el EDM, el Dubstep o el ElectroHouse son casi imposibles de encontrar. Los bombos aparecen con sintes, hi-hats, efectos y un sinfín de movidas por encima. Podemos sentir que es un bombo potente cuando suena en su conjunto, pero si lo cortamos y lo repetimos por separado suena como si estuviéramos matando a un gallo tartamudo. ¡Cómo molaría tener ese bombo aislado!

 

Pues… Se puede. Y es bastante rápido y fácil hacerlo. Veamos cómo.

 

Antes de empezar, deberías saber que…

…un bombo se compone básicamente de dos partes: el “clac” del principio, conocido como transitorio de ataque o attack, y la “cola”, conocida como sustain. No soy muy fan de los nombres técnicos, yo le llamo el clac y el culo.

 

LN3iucr

Aquí el colega que ha hecho la imagen le ha llamado click y boom. Tu le puedes llamar Pedro y Lucía, lo importante es que entiendas lo que es.

 

El ataque del bombo es la parte que le da personalidad y carácter a un bombo. Es su huella dactilar, lo que define su timbre y lo que le hace único. De él dependerá que tu bombo suene más acústico/realista o más afilado y artificial. En cambio, la cola del bombo es básicamente una onda senoidal de baja frecuencia que aporta el tono y el “grosor”, pero que no tiene demasiado carácter ni difiere mucho entre un bombo y otro más allá de la duración y el volumen.

 

En la gran mayoría de temas EDM y similares el ataque del bombo suele estar prácticamente aislado durante unos milisegundos, ya que los productores realizan un sidechain extremo para que el transitorio corte la mezcla en su totalidad, para después mezclarse con los demás elementos. Gracias a ello, es fácil samplearlo. Después, podremos completar la operación de construir nuestro bombo de distintos modos.

 

 

Pasos a seguir

 

  1. Buscad la sección del tema al que le vayáis a fusilar extraer el bombo dónde éste suene lo más aislado posible y cortadlo, respetando el principio y el final. No os olvidéis de hacer un fade out, para evitar clics. Una vez hecho esto, duplicad la pista y mutead una de las dos.

 

  1. En la pista que tienes sin mutear, acorta la duración del bombo de derecha a izquierda y hazlo tan corto que solo puedas sentir el “clac” que hace al principio. Todo el alboroto de después cárgatelo. ¡Tampoco te olvides de hacer un fade out al final!

 

Captura de pantalla 2016-02-18 a la(s) 02.19.36

En Ableton Live, pulsa sobre la muestra y acórtala. Luego haz clic derecho > mostrar fundidos para realizar el fade out. En Cubase, tan sólo tienes que desactivar la cuantización (pulsando J), acortarla y realizar el fundido arrastrando desde el triangulito que aparece en la esquina superior derecha de la muestra. En Logic deberás trabajar desde la automatización de volumen, si no me equivoco. Y en las demás no se, pero seguro que hay algún proceso similar 😀

 

  1. Ahora ves a la copia que has hecho antes -la que debe estar muteada- y pon un ecualizador con un LPF o filtro paso bajo (el que se carga los agudos y te deja sólo el grave), eliminando todo lo que haya por encima de 120 – 180 Hz.

Captura de pantalla 2016-02-18 a la(s) 02.21.00

El plug-in de ecualización que aparece en la imagen es el FabFilter Pro-Q2, pero cualquier ecualizador nativo te hará el apaño. 

 

  1. Una vez aquí, haz lo mismo que has hecho en la pista anterior, pero al revés. Acorta la duración de izquierda a derecha, pero sólo un poquito, justo la duración del “clac” que tienes en la otra pista. En este caso deberás hacer fade in para evitar un clic al principio. Lo que pretendemos con esto es crear la “cola” del bombo, lo que se conoce como sustain.

5

 

  1. Para acabar, pon a sonar las dos pistas a la vez y ves ajustando las duraciones de las dos partes a tu gusto hasta que le encuentres el puntillo. Después, puedes mezclar y alterar los volúmenes -dándole más importancia al sustain y rebajando el volumen del ataque, o al revés- . También puedes ecualizar el conjunto y comprimirlo después de mezclarlo (esto es bastante importante para recuperar un poco de margen dinámico, ya que estás sampleando una muestra que está masterizada). Ahora lo exportas, y ya lo tienes calentito para usarlo en tus proyectos.

 

 

Y añado una variante personal.

Yo soy mucho más fan de samplear sólo el transitorio de ataque -el “clac” del principio-. Después, en vez de añadir la cola sampleada y filtrada, lo que hago es añadir la cola de un bombo de librería que me guste, sin ecualizar, sólo eliminándole el ataque y quedándome con la cola. Eso hace la técnica anterior aún más fácil, más ética y el resultado suele sonar mejor y más limpio. Por otro lado, pierde cierto carácter si lo que queremos es un bombo lo más parecido posible al original, así que tu decides.

 

Os puede ser de ayuda…

…un plug-in gratuito esencial para mí desde que me lo descubrió el gran Rubén Moreno. Se llama s(M)exoscope y te muestra en vivo que “cara” tiene tu bombo, aunque acabarás utilizándolo para ayudarte de él en un montón de tareas relacionadas con la dinámica del sonido. En próximos tutoriales, sobretodo cuando hable de compresión, lo utilizaré a saco; así que si no lo tienes ves a por él.

 

Extra Bonus

Si no te ha rebentado la cabeza aún, te diré que en aquellos casos en los que samplees un bombo que tenga un subgrave o cierto elemento tonal claro y definido que no se pueda eliminar con el filtro de paso bajo, una buena opción es aprovecharse de ello: Averigua el tono del tema que has sampleado y crea el tuyo en la misma tonalidad. Ahora tendrás un bombo afinado y limpito, y una escala musical definida en la que centrarte para empezar a crear.

 

Conclusiones

Esto de “limpiar” bombos sampleados podría hacerse de otras maneras, como con un compresor multibanda por ejemplo, pero a mí este modo de hacerlo me parece rápido, fácil y eficaz. También existen opciones como el plug-in KICK Synth de Sonic Academy (que de hecho tiene la opción de importar tus propios “clicks” sampleados) y te permite hacer una cola a tu gusto. Aunque es un cacharro que hace lo que promete, a mí me da pereza. Así que up to you.

 

Antes de que me caigan encima los amantes del postureo productil diciéndome cosas similares a “dónde vas cogiendo muestras en mp3” les diré que nadie en el maldito planeta se va a dar cuenta de la diferencia con respecto a una muestra wav o aiff, o que muchas librerías de sonidos samplean discos que añaden a sus carpetas de muestras. Obvio que este no es un truco ideal, pero es una solución aceptable. Además, la vida nos demuestra que es posible tener éxito con esta técnica: al hacer Animals, Martin Garrix no sólo fusiló el bombo, si no que sampleó el conjunto de bombo + bajo de un tema de Sander Van Doorn. Dudo que se comprara el wav para hacerlo, teniendo en cuenta que en el mismo vídeo que lo explica se ve que usaba un Sylenth pirateado. ¡Pero eh! Que si ganáis millones de dólares grabando bombos a 192KHz desde aquí mi admiración y zZzZzzZzzz….

 

Espero que me digáis si os ha gustado el truco, si os ha resultado útil, si os salen aberraciones o si me vais a denunciar a Ramoncín por fomentar el sampling 😀

 

 

 

 

COMENTARIOS

You may also like