Ruido útil

Trucos rápidos y efectivos con ruido blanco

Hoy vengo a explicaros unos cuantos trucos molones donde el protagonista es el ruido blanco o white noise. Ya sabéis, el ruido ese que parece un espray a presión que suena como un disco de Blasterjaxx si nos hubiéramos dejado la tele encendida sin TDT.

 

La verdad es que tiene un montón de aplicaciones curiosas – se usa para generar secuencias matemáticas aleatorias, para análisis de acústica de espacios o ¡para curar el insomnio! – pero yo me voy a centrar en aquellas aplicaciones que nos puedan servir de ayuda en el terreno de la producción de música electrónica.

 

Antes de empezar, deberías saber que…

…vas a necesitar ruido blanco. Suena obvio, si… Pero a más de uno quizás no se le ocurre por dónde empezar a buscar. Que no cunda el pánico.

Para los más perezosos, os he preparado un sample de ruido blanco que os podéis bajar aquí.

Si eres curioso, te diré que el 99,99% de los sintetizadores VST tienen un generador de ruido blanco. Busca el preset inicial – se suele llamar init preset – y en la sección de osciladores encuentra la forma de onda noise, white noise, o un simbolito que parece un gráfico.

 

noise genLa inmensa mayoría de sintetizadores son capaces de generar ruido blanco, sólo hay que buscar bien. (PD:Lo siento, la foto es una mierda)

 

Luego sólo tendrás que grabar una nota larga en tu teclado MIDI -cualquier nota sirve, ya que el white noise no tiene tono- y exportar a audio.

 

¡Subidón, subidón!

Quizás la aplicación más obvia del white noise es crear efectos. Hay varios que son muy rápidos y fáciles de conseguir:

 

  1. En una pista, carga tu sample de ruido blanco e inserta un EQ con una curva que corte los agudos, como en la foto siguiente.
  2. Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.09.14

     

  3. Automatiza la frecuencia de corte. Si haces que el filtro vaya de izquierda a derecha, crearás un efecto de subida o uplifter. Si va de derecha a izquierda, sentirás una sensación de bajada, tipo crash.
  4.  

    fx subida

     

  5. Ahora puedes automatizar el volumen, para hacer que suba o baje de forma exponencial, o de modo más lineal y progresivo.

 

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.16.37

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.17.04

 

La primera vez que hice esto me quedé tan loco y emocionado que casi me pongo a llorar. Entendí que puedes crear efectos a medida a base de procesar algo tan simple como ruido blanco. Y cuantos más procesos, mejor.

 

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.10.28

Por ejemplo, puedes hacer sidechain sobre el ruido filtrado que acabas de crear. Una opción rápida y cómoda de hacerlo es el plug-in VolumeShaper.

 

O puedes insertar un flanger encima del ruido blanco filtrado. Una vez hecho esto, puedes automatizar una subida (o bajada) de pitch…¡Lo que se te ocurra!

La cosa es darse cuenta de que lo importante es que jugues y te diviertas poniendo plug-ins que ni siquiera sabes qué hacen y ver qué clase de resultado cósmico aparece. Así, podrás crear efectos únicos que se adapten perfectamente a tu proyecto, en vez de perder horas de vida escuchando cientos de shwooooshhh, fiiiiiiuuuuuss, claaaaashhhh y buuuuums. U know what I mean.

 

Hi-Hats

Tengo una maldición con los hi-hats. De siempre me ha costado mucho encontrar samples o loops que me gusten, así que en el 90% de las ocasiones siempre utilizo hi-hats hechos a mano con ruido blanco. El truco es tan fácil que me da hasta vergüenza llamarle truco 😀

 

  1. Crea una pista de audio y carga el sample de ruido blanco. Ahora, acórtalo mucho, tanto que sólo escuches un pequeño clic, y haz un fade out al final.
  2.  

    Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.26.49

     

  3. Ahora multiplica esta muestra creando un ritmo a tu gusto.
  4.  

    Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.29.04

     

  5. Empieza a sonar bien, pero algo estático, así que juega modificando duraciones y volúmenes de las diferentes copias que has creado. Si las muestras son cortas, sonarán a Closed Hi Hats, y si las dejas más largas parecerán Open Hi Hats.

 

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.31.12

 

 

Mola, ¿no? Además, misteriosamente siempre suenan encajados en la mezcla, y eso es lo que más me enamora de este truco. Y como antes, llegados a este punto: usa tu imaginación. A estos hi-hats artesanos le quedan bien los delays estéreo, las modulaciones clásicas como flanger, chorus o phaser o cualquier plug-in loco que encontréis por internet.

 

 

Extra Punch

Para acabar esta “oda al ruido blanco”, os voy a explicar un truco que vi en un vídeo de Future Music en el que entrevistan a Tom Staar en su estudio. Es un truco super cachondo y curioso que realmente marca la diferencia y sirve para que los kicks de tu tema se perciban con más pegada.

 

  1. Como en el paso anterior, corta una porción muy pequeñita del sample de ruido blanco, pero esta vez crea un fade in al principio, no un fade out. Tiene que ser realmente corto.
  2.  

    Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.40.28

     

  3. Ahora, sitúa una copia de este mini sample justo antes de cada bombo.
  4.  

    Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.42.32

     

  5. Para acabar, deberás ajustar el volumen del ruido blanco muy flojito, lo justo para que de ese “toque” de succión, que hace que tu kick corte la mezcla como mantequilla y destaque de modo más claro.

 

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 03.42.39

 

Este truco ni siquiera necesita ecualización, tan sólo que ajustes la duración del sample de ruido blanco y su volumen a tu gusto. ¡Es de mis trucos favoritos!

 

Conclusiones

Hoy hemos trabajado con un simple pedazo de ruido blanco y creado algunos efectos guapos, pero el objetivo real de este post es que veas lo importante que es despertar el factor creativo de la tarea de productor. Si has conseguido estas cosas con white noise, ¿te imaginas lo que podrías hacer procesando otros sonidos menos… toscos?

 

En vez de ponerte a rebuscar presets y loops, escoje algún sonido loco y destrózalo. Deja que te pasen cosas inesperadas. Hacer música es más esculpir que montar un puzzle. Crea y manipula, no te limites a escoger. No hay que planificar demasiado, ni componer sin sorpresas. Permite que los accidentes felices ocurran, y hacer música empezará a ser divertido.

 

 

 

COMENTARIOS

You may also like